Esta propuesta es una invitación para personas que se dedican a acompañar procesos tanto en el ámbito del desarrollo personal, terapéutico como educativo.

Dar cuenta de lo propio es la mejor manera de acompañar empáticamente.

Sabemos que nuestra tarea requiere dedicación para cuidarnos y contar con nosotros mismos en el arte de estar para otros.

“La persona del terapeuta determinará la forma del nuevo mundo
que el paciente empieza a tallar. Por eso la urgente necesidad para un terapeuta de poner su casa emocional en orden.
Sus pacientes pasarán por ella y se quedarán allí un tiempo.”

T. Lewis, F. Amini, R Lannon: The general Theory of Love

¿En qué consiste específicamente la propuesta?

Vivir a través del cuerpo, contar con toda la información que nos provee e incorporarla en las decisiones cotidianas, es uno de los desafíos que la neurociencia nos acerca y facilita. 

El objetivo es compartir un espacio donde ampliar el uso de los recursos con los que estamos provistos de modo consciente.

El movimiento y la escucha de nuestro cuerpo son una parte esencial para  integrarnos en esta exploración. 

Expandir el rango de nuestra flexibilidad, habitar junto a  otro los “entres de la experiencia” tanto propios como ajenos mientras vamos construyendo sentido.

Mantenernos presentes y vulnerables de nuestra propia realidad es un eje al acompañar a otros. Registrar nuestras afinaciones y  desafinaciones cotidianamente, dar cuenta de ellas y saber que es con ellas que miramos y empatizamos aquello que acompañamos: dolores, alegrías y seguramente incertidumbres.

Dar cuenta de lo propio es la mejor manera de acompañar empáticamente. Sabemos que nuestra tarea requiere dedicación para cuidarnos y contar con nosotros mismos en el arte de estar para otros.

“A la hora de estar para otros, somos el mayor recurso, nuestro ser es quien transmite la impronta de este acompañamiento.”

El programa consta de tres pilares

El programa es fundamentalmente vivencial, el abordaje corporal es la puerta de entrada para anclar los conceptos que enmarcan dichos recursos corporales.

Esta propuesta es una síntesis de 30 años de experiencia en un recorrido que une la psicología y abordajes corporales.

Actualmente esta integración explora los recursos de Open Floor International, abordaje creado por Andrea Juhan, Kathy Altman, Lori Saltzman y Vic Cooper, quienes compartieron más de 40 años de trayectoria en la danza consciente de la mano de Gabrielle Roth. (www.openfloor.org)

El abordaje corporal
Mindfulness
Recursos plásticos

¿Por qué la necesidad de afinarnos?

  • Porque vivimos en oscilación permanente, afinándonos y desafinándonos, dos caras inevitables de la experiencia que se alternan y por momentos hasta coexisten, ambas con la misma riqueza.
  • Porque frente al cambio permanente y la incertidumbre propia de estos tiempos, donde todo lo que sucede en nuestro planeta nos afecta; invertir tiempo a conciencia en nosotros, es una opción casi sin opción.
  • Encontrar en el artesanal trabajo personal la serenidad y felicidad que dependa de uno mismo, es un desafío que compartido en red sabemos es tanto más fácil. Esta inversión no acaba en nosotros, es realmente nuestra contribución a un mundo que nos requiere de pie, sin batallas de nuestros egos que desgastan y nos dejan sin energía para contribuir con lo que hoy se necesita. Unir fuerzas, intenciones y dar lo mejor de cada uno con dosis de vulnerabilidad y compasión.
  • La urgencia de esto se impone, nos necesitamos afinados con lo que honestamente estamos transitando. Y para ello el camino que te proponemos recorrer, es apostar a una profunda gentileza hacia nosotros mismos que nutra el arte de madurar y se derrame en el afuera.

¿Quiénes pueden participar?

  • Psicólogos, coaches, maestros, personas interesadas en el acompañar procesos  para desplegar su rol y proveerse de herramientas. Con disponibilidad para sumar recursos vivenciales:  técnicas de embodiment ( conciencia encarnada), recursos expresivos mediante el arte y mindfulness. Preferentemente con  experiencia en el área de su práctica.

¿Cómo nos afinamos?

  • Retornando a nuestro cuerpo, nuestro casa.  Vivir a través del cuerpo y su inmensa sabiduría es un arte que requiere atención y dedicación para aprender a escucharnos. Nuestro cuerpo es el que sintetiza y expresa cada una de nuestras emociones, pensamientos, anticipaciones, deseos y desilusiones, nada queda fuera de la experiencia sentida que nuestro cuerpo experimenta.
  • Lo hacemos a partir de propuestas que incluyen el  movimiento y la danza consciente en la que no hay un modelo a seguir, en un pendular de la palabra al movimiento y del movimiento a la palabra.
  • Cuando danzamos nos entrenamos en aparecer, en manifestarnos, en asumir y escuchar nuestra propia melodía. La exposición de nuestro sentir  toma cuerpo. Poder estar con lo que sentimos y danzarlo es un modo poderoso de conexión con nosotros mismos, accedemos a capas de nuestro ser que esperan ser oídas. Nuestra danza al no tener una coreografía externa, es un canal de comunicación y percepción de nuestros bordes, intensidades, limitaciones, emociones, y simplemente la conexión con el placer de movernos sin juicio y con permiso.
  • Generamos las condiciones de contención y seguridad, para que nuestras mentes se sumen aliadas a nuestros pasos.Ser testigos del coraje de mirarnos y mirar a otros en esta vulnerabilidad nos fortalece y expande en nuestra inteligencia emocional.

¿Cuáles son los temas a explorar?

  • El Self como self-corporal: Canales de percepción del cuerpo. Procesos top-down  y botton-up. La doble vía: Cómo nuestro pensamiento informa nuestro cuerpo y cómo nuestro cuerpo informa y modela nuestros modos de pensar, la plasticidad de nuestro cerebro.
  • Exploraremos cómo el hombre vive significando y construyendo su realidad, su mapa de creencias. Ventana de tolerancia. Respuestas al estrés y estrategias de afrontamiento.
  • La Inteligencia emocional: Exploración de cada uno de sus aspectos. Mapa emocional y relaciones de apego.
  • Vulnerabilidad en relación a los niveles de exposición que demanda el rol.  Voces  críticas internas. Aceptación Radical.
  • Los diez movimientos corporales escenciales ( core movements) que propone la currícula de la Escuela Open Floor Internacional, junto a la articulación de sus recursos: Las cuatro dimensiones del hombre: corporal, espiritual, mental y trascendente y las cuatro necesidades básicas de relación: La relación con nosotros mismos ( Soledad – Solitude), la relación con un otro ( Conexión – Connection), la relación en lo grupal ( Pertenencia –  Belonging) y la relación con lo trascendente ( Alma – Soul)